Chase Utley y Ryan Howard.

FILADELFIA - El domingo en Chicago contra los Cachorros, Chase Utley dio doble, recibió base por bolas, fue golpeado por un lanzamiento y empujó una carrera.

De su parte, Ryan Howard se fue de 5-0, pero dio dos batazos que llegaron hasta la zona de seguridad y conectó dos líneas duras.

"Le dio bien a la bola, pero de frente a todos", dijo el compañero de Howard en Filadelfia, Jimmy Rollins. "Es buena señal. En algún momento esas bolas saldrán del parque".

Si Utley produce de manera consistente como tercer bate y Howard logra que algunos de esos batazos salgan de jonrón, como dijo Rollins, será tremendo impulso para un equipo que anotó la cuarta menor cantidad de carreras en Grandes Ligas el año pasado. A pesar de perderse la postemporada en cada una de las últimas dos temporadas, los Filis llegaron al 2014 con una nómina récord para la franquicia.

Filadelfia está completamente comprometido con veteranos como Utley y Howard.

Claro, estamos hablando de apenas seis partidos de la nueva campaña. Pero ha sido un buen comienzo para Utley, quien batea .458 con tres dobles, dos jonrones, seis empujadas, tres bases por bolas y dos ponches. Encabeza la Liga Nacional con OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de 1.369.

De su parte, Howard lleva promedio de .240 con un doble, un cuadrangular, tres impulsadas, tres boletos, nueve ponches y OPS de .721.

Utley tuvo un 2013 positivo, luego de dos temporadas limitadas por lesiones en ambas rodillas, así que ha habido menos escrutinio sobre él para el 2014.

Sin embargo, Howard sí está bajo la lupa. Se perdió la mayor parte de las últimas dos campañas debido a lesiones en la pierna izquierda; los Filis necesitan que el primera base produzca para aspirar a competir en la Liga Nacional.

¿Hay motivos para estar optimista?

"Está dando buenos swings", dijo el manager de Filadelfia, Ryne Sandberg. "Veo bien que esté dándole a la bola por el medio del terreno y que se vaya con los pitcheos. Y está conectando la bola con autoridad".

Los Filis se han medido a tres abridores zurdos en sus primeros seis encuentros, algo a tomar en cuenta a la hora de analizar los primeros resultados de Howard, bateador zurdo. Los últimos dos años, Howard le bateó para apenas .173 a los zurdos, con nueve jonrones, 29 empujadas, ocho bases por bolas y 84 ponches. Su OPS de .575 ante los zurdos en ese lapso lo colocó en el lugar 288 de 304 bateadores con por lo menos 150 visitas al plato en ese sentido.

Howard ha tenido tantos problemas ante los zurdos que Sandberg dijo durante el invierno que ponderaría sentar al veterano en dicha situación si eso le conviniera al equipo.

No obstante, cada uno de los tres extrabases de Howard y sus tres empujadas han sido ante zurdos. También le conectó sencillo el viernes al zurdo de los Cachorros, Travis Wood, para preparar el escenario para otra carrera de los Filis. Claro, hay que destacar que siete de los nueve ponches de Howard han sido vs. zurdos.

Eso es lo que hace tan interesante esta pequeña muestra ante los zurdos: Catorce turnos, tres hits clave y siete ponches.

"Mientras más zurdos vea y más pitcheos, más podrá medir esos lanzamientos", dijo el jardinero de los Filis, Marlon Byrd. "Está empezando a encontrar ese ritmo".

Tanto Byrd como Rollins destaca el hecho de que Howard por fin esté en salud y que pueda trabajar horas extras en la jaula de bateo.

"Está poniendo más peso sobre las piernas, algo que no ha podido hacer en varios años", expresó Rollins. "Entonces, estamos empezando a verlo acostumbrado a ponerle ese peso. Va a ser algo bueno para él.".

Si Utley y Howard pueden batear, será algo muy bueno para los Filis, quienes empezarán una serie de 10 juegos en casa el martes con tres partidos vs. los Cerveceros. Hasta ahora Filadelfia lleva marca de 3-3 y su derrota del domingo fue la primera vez que no tuvieron la ventaja en ningún momento de un juego.

Rollins afirma que sería bueno jugar bien en el Citizens Bank Park, para "volver a ver a los fans en los asientos y volver al béisbol que nosotros conocemos y que ellos conocen".

Ver batear a Utley y Howard fue algo que los fanáticos conocieron durante mucho tiempo.

"No contamos con eso en unos cuatro años", dijo Rollins. "Es un buen comienzo. La primera semana ya pasó y ya vamos a casa jugando un buen béisbol".