Cuba sufrió su 3ra derrota del certamen, ante R.D. (Fernando Llano/AP)

PORLAMAR, Venezuela-- Villa Clara, que levantó muchas expectativas por ser el primer equipo cubano en jugar una Serie del Caribe desde 1960, atribuye el inesperado cúmulo de tres derrotas consecutivas al elevado nivel de juego de sus rivales y las pocas oportunidades que se tienen en la isla para seguir los campVeonatos disputados en la región.

Entre 1949 y 1960, los equipos de la isla mayor de Las Antillas fueron los más dominantes. Sumaron siete títulos en 12 años de torneo durante la llamada primera etapa. En este regreso, la situación cambió por completo.

El lanzador Ismel Jiménez citó como una de las razones de la baja producción de su equipos el hecho de que "tenemos poco chance para ver otras ligas".

"Uno va allí al montículo a luchar con el corazón y colocar bien a Cuba", agregó Jiménez, quien tiene experiencia en representar a su país en los torneos internacionales, incluidas las dos últimas ediciones del Clásico Mundial de Béisbol.

"Para nadie es un secreto que nosotros los latinos tenemos un nivel de juego muy alto" y en el Caribe está "lo mejor de lo mejor ", dijo Alfredo Despaigne, que acumula dos imparables en 11 turnos para un promedio de .182, que incluye un jonrón y dos carreras impulsadas.

"(Estoy) muy sorprendido con todos los equipos que han participado por acá, mucho nivel, similar al Clásico Mundial de Béisbol, se puede decir, por algo son los campeones de cada país", aseveró Despaigne, que en el 2013, jugó para los Piratas de Campeche en la Liga de Verano de México luego que Cuba permitió a sus jugadores participar en ligas extranjeras.

Yuliesky Gourriel, tercera base en las tres ediciones del Clásico Mundial, coincidió en que las derrotas se explican por la falta de roce internacional de muchos cubanos.

"Este es un equipo que tiene muy pocos refuerzos. Es prácticamente todo el equipo de Villa Clara y muy pocos han jugado internacionalmente", explicó.

"Entonces, para ellos es bien difícil y les chocó un poco al principio jugar contra estos jugadores, la atención del (ruidoso) público, jugar fuera del país. Es bien difícil y se entiende, porque eso me pasó a mí en los primeros años", acotó Gourriel quien apenas tiene tres imparables en 11 oportunidades.

El sábado, pocas horas antes del primer desafío de la Serie del Caribe 2014 entre los Tigres de Licey (República Dominicana) y los Indios de Mayagüez (Puerto Rico), el gerente general quisqueyano, Manny Acta, declaró que tenía serios problemas de "información" sobre el conjunto Villa Clara.

"Cuba siempre es peligroso porque nadie es familiar con ellos. Y, aparte de eso, ahora en la Serie del Caribe, ellos fueron el primer equipo en básicamente ser clasificado", manifestó Acta. "Es que no solamente ellos tienen un buen nivel de béisbol, sino que prácticamente son desconocidos".

Cuando se han jugado tres de las cinco fechas de la ronda de todos contra todos se puede afirmar que Villa Clara se convirtió en un equipo terrenal, como cualquier otro.

La única posibilidad que le queda a Cuba de evitar un regreso anticipado a casa consiste en vencer el martes a Puerto Rico, que tiene marca de 1-1, y en que Venezuela supere a los boricuas en la última fecha de la primera ronda.

A las semifinales avanzan los primeros cuatro del todos contra todos. En la Serie de Isla Margarita, en el Caribe venezolano, se estrenó un nuevo formato con una primera ronda todos contra todos, semifinales y una final.