Brian Cashman. (AP)

NUEVA YORK - Los Yankees trataron de convencer a Robinson Canó. El dominicano podía tener una gira de despedida como la de este año del panameño Mariano Rivera, además de seguirle los pasos a Derek Jeter como leyenda de los Bombarderos del Bronx.

Canó podía ser el primer quisqueyano en tener un monumento en el Yankee Stadium. Sin embargo, mientras los Yankees presentaban estos argumentos, temían que una oferta mayor podía persuadir al segunda base a firmar con otro equipo. Y la gerencia del equipo no consideraba que había retener al veterano a toda costa.

Al final, los Marineros se comprometieron por una década con Canó, algo que no estaban dispuestos a hacer los Yankees. Se ha informado que el dominicano ha pactado por 10 años y US$240 millones con Seattle.

El gerente general de Nueva York, Brian Cashman, dijo que su club podía irse con el Plan B en caso de Canó no regresar al equipo. Parece que así es, con el pacto acordado con el boricua Carlos Beltrán.

"Todo el mundo es reemplazable", dijo el ejecutivo. "Es un concepto en equipo. Algunas personas son más difíciles de reemplazar que otros, sin duda.

"No creo que nadie tenga la actitud de que un solo individuo determinará el futuro, pero sí se puede invertir con mucha razón en los jugadores que puedan hacer más brillante el futuro. Eso es lo que tratamos de hacer con Robbie, entre otros".

Hasta el viernes por la mañana, los Yankees aún guardaban esperanzas de poder convencer a Canó a quedarse en Nueva York, señalándolo como pieza clave de un plan invernal que incluía al cátcher Brian McCann, al jardinero Jacoby Ellsbury y al derecho Hiroki Kuroda.

El equipo había incrementado su oferta a Canó a siete años y US$175 millones luego de empezar las negociaciones con un paquete que era de unos US$160 millones. De hecho, Cashman afirmó que habló dos veces el jueves con los representantes de Canó, Brodie Van Wagenen y Jaz-Z, sin ninguna indicación de que fuera inminente un pacto con otro club.

El GG de los Bombarderos también dijo que no sabía que Canó y Van Wagenen iban rumbo a Seattle, donde aparentemente los Marineros revelaron su mega-oferta.

"Si no es para uno, no es para uno", dijo Cashman el viernes. "Continuaremos haciendo nuestro negocio como lo venimos haciendo y trataremos de acumular la mayor cantidad posible de jugadores de calidad".

El pacto de Canó empata el del también dominicano Albert Pujols por el tercero más grande en la historia de Grandes Ligas. Sólo los contratos de Alex Rodríguez con los Rangers (10 años, US$252 millones) y los Yankees (10 años, US$275 millones) han sido más lucrativos. Los Bombarderos querían que regresara Canó, pero se limitaron a ofrecer siete años.

"Como he dicho, es un gran pelotero", expresó Cashman al referirse a Canó. "Hemos hecho esfuerzos extensivos por demostrarle que quisiéramos retenerlo. Ciertamente, no puedo controlar las decisiones de otras personas y lo que estén dispuestas a hacer".

La partida de Canó le brinda a los Yankees una mayor flexibilidad para llenar sus otros huecos y al mismo tiempo mantenerse por debajo de los US$189 millones en su nómina.

La gerencia del equipo ha contactado al segunda base venezolano Omar Infante, un agente libre ahora mismo. Infante tuvo promedio de .318, porcentaje de embasarse de .345 y slugging de .450 con los Tigres en el 2013 y encabeza la lista de candidatos deseados para sustituir a Canó.

Los Yankees también podrían buscar hacer un cambio con los Rojos por Brandon Phillips, pero Cashman manifestó el viernes que cree que el sistema de liga menor de Nueva York posiblemente no tenga las piezas para ofrecerles a otros clubes.

Además, Cashman ha monitoreado la situación de "posta" de Masahiro Tanaka-algo del dinero ahorrado con la no firma de Canó podría ayudar en esa situación.

El dueño principal de los Yankees, Hal Steinbrenner, expresó el jueves que quiere que el equipo agregue a uno o dos bates más para aumentar la producción de carreras. El equipo no negoció de manera seria para retener a Curtis Granderson, quien pactó por cuatro años y US$60 millones con los Mets.

Sin embargo, ahora el jardinero surcoreano Shin-Soo Choo podría ser una opción. De llegar Choo al Bronx, el dominicano Alfonso Soriano podría ser bateador designado del equipo tiempo completo. Además, estaría en la mira de los Bombarderos el torpedero Stephen Drew. Sería peligroso descartar cualquier otra cosa.

"Hemos hablado con varios jugadores", dijo Cashman. "Hemos firmado a algunos. Estamos cerca de hacerlo con otros. Algo podría pasar rápido. O no podría pasar nada. Estamos trabajando en todo".