LOS ÁNGELES -- Los Dodgers de Los Ángeles, cuyo bateo ha lucido de por sí anémico, tendrían que enfrentar a Adam Wainwright sin su mejor toletero, en el tercer juego de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional.

El campocorto dominicano Hanley Ramírez se sometió el domingo a una tomografía computarizada del costillar izquierdo, y los resultados no se habían revelado. Ramírez fue golpeado por un lanzamiento de Joe Kelly en el primer juego de la serie, pero permaneció en el terreno durante los 13 innings que duró el encuentro del viernes, en el que los Dodgers cayeron.

Ramírez fue excluido de último minuto para el segundo compromiso, una derrota por 1-0 que dejó a Los Ángeles en desventaja por 2-0 en la serie, que ganará el primer equipo que sume cuatro victorias.

El torpedero de Samaná descansó el domingo, junto con el resto del equipo, que no hizo práctica de bateo en el campo.

"Sólo estamos trabajando en esto, en quitar del dolor para que yo pueda jugar", dijo Ramírez. "Incluso si hay algo fisurado, voy a poder jugar si no siento dolor. Me siento igual, pero eso no me impide mantenerme optimista para mañana".

El manager de los Dodgers, Don Mattingly, dijo que Ramírez insiste en que va a jugar. Sin embargo, el piloto advirtió que el quisqueyano debe estar en condiciones de batear para que lo incluya en la alineación de inicio.

Ramírez tuvo un promedio de "slugging" de .638 durante la temporada regular, y los Dodgers necesitan desesperadamente despertar con el madero para no naufragar en la serie. Batearon para .184 en los primeros dos encuentros como visitantes, y se fueron de 16-1 (.063) con corredores en posición de anotar.

"Hemos hablado de esto, y todo se reduce siempre a, `¿puedes hacer el hit clave?'", dijo Mattingly. "No será fácil que encontremos la respuesta frente a Wainwright. Parece que él siempre tiene buenas actuaciones".

El jardinero de los Dodgers, Andy --Ethier, no comenzó el encuentro del sábado, pero apareció como bateador emergente y fue el último out del partido con un ponche. Está aquejado por dolores en las espinillas aunque jugó su primer encuentro de inicio desde el 13 de septiembre, en el primero de la serie.

"Esto es algo en lo que necesitamos definitivamente toda la ayuda que se pueda para volver en la serie", opinó Ethier.

Wainwright pronosticó que Ethier y Ramírez jugarán.

"A él no lo había visto tan bien en mucho tiempo", dijo Wainwright acerca de Ramírez. "Su swing luce estupendo. Su colocación es asombrosa. Como todos saben, él batea con poder a todos los jardines. Es un bateador muy poderoso y una gran adición al orden de ellos".

El novato cubano Yasiel Puig ha desaparecido. Como cuarto bate, en lugar de Ramírez, se ponchó cuatro veces el sábado. Se ha ido de 10-0 con seis ponches en lo que va de la serie.

"Es un chico muy positivo y me dijo, `voy a lograrlo mañana'", dijo Ramírez. "Mañana, él va a venir y estará listo para jugar. Y seguro va a causar daño".

Wainwright abrirá el encuentro del lunes por la noche, por los Cardenales, ante el novato Hyun-Jin Ryu, quien tropezó ante Atlanta en la serie de primera ronda de los playoffs.