David Freese. (Jeff Roberson/AP)

SAN LUIS - Durante la temporada del 2013, el nombre de David Freese generó algunos de los aplausos más enfáticos de los aficionados en el Busch Stadium. A pesar de que terminó con el promedio más bajo de sus cinco años como ligamayorista, la popularidad del antesalista de los Cardenales no disminuyó en lo absoluto.

El jonrón de oro que dio Freese en el Juego 6 de la Serie Mundial del 2011 lo convirtió en un ídolo en San Luis. Y tras la victoria de los Cardenales por 6-1 sobre los Piratas en el Juego 5 de la Serie Divisional de la Liga Nacional el miércoles, quizás los fans griten su nombre aun más fuerte.

En dicho partido, el derecho novato de los Piratas, Gerrit Cole, retiró a los primeros cinco bateadores que enfrentó antes de que Jon Jay negociara un boleto con dos outs en el segundo inning. El siguiente bateador fue Freese, quien se voló la cerca para darle a San Luis una ventaja de 2-0.

"Fue algo grande. Obviamente, fue una sensación muy buena", dijo Freese. "(Este fue) un año algo frustrante, pero llegar tan lejos y estar en la Serie de Campeonato es fenomenal".

Aunque los Cardenales anotaron cuatro carreras más, el jonrón de Freese era todo lo que necesitaba el abridor Adam Wainwright, quien lanzó la ruta y cedió apenas una carrera vs. Pittsburgh.

En 36 partidos de postemporada, Freese batea para .325 con 29 remolcadas. Al conectar su séptimo jonrón en los playoffs el miércoles, ahora ocupa el tercer lugar en la historia de la franquicia detras de Jim Edmonds (13) el dominicano Albert Pujols (18).

"Somos muy afortunados de que David se crezca en situaciones apremiantes", dijo el capataz de San Luis, Mike Matheny. "Creo firmemente en que la confianza produce más confianza. Y David sabe que es capaz de dar la cara en momentos claves y disfruta las recompensas de hacerlo".

Freese ha sido tan oportuno en octubre como el resto de su equipo, ya que los Cardenales tienen marca de 8-1 en juegos de eliminación desde que comenzaron los playoffs del 2011.

"No pensamos demasiado en las cosas. Entendemos lo que está en juego y todo, pero simplemente salimos y jugamos", dijo Freese. "Con Tony (La Russa) y ahora con Mike, siempre ha habido una manera calmada de hacer las cosa. Salimos y jugamos con todo y vemos qué pasa".