NUEVA YORK -- Alfonso Soriano bateó dos jonrones por segunda noche consecutiva y remolcó siete carreras, lo que le da la sorprendente cifra de 13 producidas en dos partidos, para que los repentinamente poderosos Yanquis de Nueva York arrollaran el miércoles 11-3 a los Angelinos de Los Angeles.

Su compatriota dominicano Robinson Canó se fue de 4-4, con lo que superó a Phil Rizzuto en el 15to sitio de más hits en la historia de la franquicia, y los Yanquis apalearon al as Jered Weaver (7-6) de los Angelinos al sumar una cómoda ventaja de 8-0 en el segundo inning en respaldo del dominicano Iván Nova (6-4).

Aún en busca de meterse en la atestada pelea por un boleto a los playoffs de la Liga Americana, Nueva York ganó su cuarto partido consecutivo. El jueves intentará barrer la serie de cuatro encuentros.

Soriano conectó el quinto grand slam de su carrera en el primer inning y un doble de dos anotaciones con la casa llena en el segundo. Volvió a batear un jonrón al abrir el quinto capítulo y agradeció a la multitud de 38.379 espectadores que coreaba su nombre elevando su guante en alto cuando salió de nuevo al jardín izquierdo en el sexto.

Con una oportunidad de hacer aún más daño, recibió un pasaporte con corredor en la intermedia en la séptima entrada y anotó por tercera vez al ser remolcado por un sencillo de dos carreras de Chris Stewart.

Después de que Soriano pasó la primera parte de su carrera en Nueva York de 1999-2003, los Yanquis lo readquirieron de los Cachorros de Chicago el 26 de julio para darle un impulso al orden al bate, diezmado por las lesiones.

Tuvo un arranque lento después de su regreso, pero ciertamente que a últimas fechas ha mostrado su poder con el tolete. Estableció una marca personal en su carrera con seis producidas --todas en un período de tres innings-- durante la victoria de Nueva York por 14-7 el martes y luego rompió esa marca rápidamente al día siguiente.

Nova, que ha tenido un desempeño sobresaliente desde que regresó a la rotación el 5 de julio, logró salir adelante a pesar de que le batearon 10 hits en poco más de siete innings. Últimamente se ha visto afectado por la falta de apoyo ofensivo, pero en esta ocasión ese no fue un problema.

Weaver concedió nueve carreras y nueve imparables en poco más de cinco innings en la cuarta derrota seguida de Los Angeles.

Por los Yanquis, los dominicanos Canó de 4-4, con dos anotadas y una impulsada, Soriano de 3-3, con tres anotadas y siete empujadas, y Eduardo Núñez de 4-0.