Ichiro firma autógrafos para los fanáticos en el Safeco Field.

SEATTLE - Ichiro Suzuki volvió a Seattle el jueves por primera vez desde que fue cambiado de los Marineros a los Yankees el pasado 23 de julio.

Las cosas fueron diferentes. Su perspectiva fue otra.

"Estuve aquí 12 años", dijo el japonés. "Pero nunca me di cuenta de cuántos cafés Starbucks había aquí en Seattle.

Los Yankees derrotaron a los Marineros por 6-1 el jueves, anotando cada una de sus seis vueltas en el tercer inning. Ichiro culminó el ataque con un sencillo empujador.

El estelar logró tantas cosas vistiendo el uniforme de Seattle. Fue Novato del Año y Jugador Más Valioso de la Liga Americana en el 2001, puso una marca de Grandes Ligas de hits en una temporada (262) en el 2004 y otro récord de más campañas consecutivas de 200 hits (10). Ganó 10 Guantes de Oro, fue a 10 Juegos de Estrellas y conectó un total de 2,533 hits.

El canje que envió a Ichiro a Nueva York fue una decisión mutua entre los Marineros, que iban en plena reconstrucción, y el jardinero de 39 años, quien reconoció la realidad y también quería la oportunidad de vestir el uniforme rayado.

Lo extraño fue que el cambió se concretó cuando los Yankees estaban en Seattle, así que Ichiro nada más tuvo que cambiar de uniforme y de clubhouse en el Safeco Field.

Ahora, regresando a Seattle, el japonés habló de las emociones que sintió.

"Es extraño", dijo Ichiro. "Obviamente, conozco muy bien este lugar y me siento muy parte de él, pero al mismo tiempo me siento un poco distante. Es extraño estar aquí."

Ichiro bateó .261 en el 2012 con los Marineros, pero tuvo promedio de .322 en 227 turnos con los Yankees después del cambio. Ahora mismo lleva average de .266.

"Creo que se manejó de la mejor manera posible por todos", dijo el manager de Seattle, Eric Wedge, acerca del cambio entre los Marineros y los Yankees. "Siento que fue lo correcto en ese momento, también para Ichiro. Creo que ha salido bien para él y para nosotros."

Ichiro ha dado 2,656 hits en Grandes Ligas, más sus 1,278 en el béisbol japonés, Aunque su inclusión en el Salón de la Fama de Cooperstown parece ser algo automático con lo que ya ha hecho, es muy posible que el guardabosque termine con 4,000 imparables entre Norteamérica y Japón-y posiblemente 3,000 en la Gran Carpa.

Ichiro ha dicho que 3,000 hits en Grandes Ligas "no es una meta" y que no sabe cuántos años más jugará. Después del 2013, le quedará un año más de contrato con los Yankees, ya que luego del 2012 firmó por dos temporadas y US$13 millones con Nueva York.

"En el 2001, cuando llegué (a Estados Unidos) por primera vez, creo que nadie hubiera creído que estaría aquí durante 12 años", dijo Ichiro. "Yo tampoco lo hubiera dicho. Entonces, es bien difícil planear el futuro."