Anthony Bosch. (Uncredited/AP)

NUEVA YORK -- El sindicato de peloteros dijo que Grandes Ligas entrevista a los jugadores vinculados con una clínica que supuestamente les vendió sustancias para mejorar el rendimiento y que es blanco de una pesquisa.

El fundador de Biogenesis of America, Anthony Bosch, aceptó hablar con Grandes Ligas, según varios reportes, y el jefe del sindicato, Michael Weiner, sostuvo que la oficina del comisionado le aseguró que "no se tomó ni se tomará una decisión sobre sanciones disciplinarias hasta que se completen esas entrevistas".

"Sería desafortunado que alguien juzgue antes de esas investigaciones", dijo Weiner el miércoles en un comunicado.

Alex Rodríguez, Ryan Braun, Nelson Cruz y Melky Cabrera están entre los peloteros que han sido vinculados con Biogenesis, una clínica con sede en Miami que ya cerró sus puertas y que se dedicaba a ofrecer tratamientos contra el envejecimiento.

"Cada jugador ha sido o será representado por un abogado de la asociación de peloteros", indicó Weiner. "La asociación de peloteros está interesada en defender los derechos de los jugadores, y defender la integridad de nuestro programa (antidopaje). Confiamos que la oficina del comisionado comparte estos intereses".

Grandes Ligas intentaba conseguir la cooperación de Bosch desde que el diario Miami New Times reportó en enero que tenía documentos sobre supuesta compras de fármacos prohibidos por parte de Rodríguez, Cabrera, Cruz y Bartolo Colón. Yahoo Sports reportó que Braun, jugador más valioso de la Liga Nacional, también aparecía mencionado.

Grandes Ligas demandó a Biogenesis y sus administradores en un tribunal de Florida en un intento por presionar a Bosch, y una persona con conocimiento del caso dijo el martes a la AP que Bosch aceptó hablar con la plana mayor del béisbol. ESPN reportó primero el acuerdo entre Bosch y las mayores.

Emil Infante, un abogado que ha compareció a nombre de Bosch en la demanda en la Florida, rehusó comentar.

Una vez Grandes Ligas entreviste a Bosch y los jugadores, tendrá que decidir el castigo apropiado.

Cualquier suspensión por una primera violación al reglamento antidopaje tendría que esperar por una apelación del sindicato, lo que podría retrasar el proceso durante semanas o meses. Los que incurran en una segunda violación serían suspendidos durante el proceso apelativo.

El reglamento del béisbol contempla suspensiones de 50 partidos por un primer delito, de 100 por un segundo, y vitalicia por un tercero.

Aunque la mayoría de las suspensiones han sido por resultados positivos en controles antidopaje, el reglamento prohíbe que los jugadores utilicen o posean sustancias para mejorar el rendimiento y contempla que se impongan sanciones si se considera apropiado según el caso.

La mayoría de los jugadores han negado tener vínculos con Biogenesis.

Rodríguez admitió en 2009 que utilizó sustancias para mejorar el rendimiento entre 2001-03, cuando jugaba con los Rangers de Texas. El jugador mejor pagado de las mayores, con un salario de 28 millones de dólares esta temporada, perdería 7,65 millones con una suspensión por 50 encuentros.

El antesalista de los Yanquis de Nueva York, que cumple 38 años el próximo mes, no ha jugado esta campaña tras ser operado de la cadera en enero, y no tiene previsto regresar al terreno hasta después del Juego de Estrellas.

Entre los peloteros vinculados con la clínica, los dominicanos Cabrera y Colón, y el catcher cubano de los Padres de San Diego, Yasmani Grandal, ya fueron suspendidos 50 partidos cada uno el año pasado por arrojar positivo a niveles elevados de testosterona.

Braun arrojó positivo en un control antidopaje en 2011, pero su suspensión fue revocada por un juez apelativo. El jardinero de los Cerveceros de Milwaukee admitió que aparece en los documentos de Biogenesis, pero alegó que fue porque utilizó a Bosch como asesor durante su apelación.

Después del triunfo de los Cerveceros 4-3 en 10 innings sobre Oakland, Braun señaló que no hablará más sobre la clínica.

"Ya dije todo sobre la situación de Miami. Hablé al respecto en los campos de entrenamiento. No voy a hablar sobre eso", indicó.

"La verdad no ha cambiado", agregó.

Braun dijo que las conjeturas no afectan su desempeño en el terreno.

"No, por supuesto que no. Llevo dos años lidiando con esto. Soy bastante bueno para evitar las distracciones", sentenció.