Adrián Beltré y Elvis Andrus. (Charlie Riedel/AP)

Una costumbre reciente de los Rangers era salirse con la suya ante cada objetivo que se planteaban en el receso de invierno. Yu Darvish y Adrián Beltré ejemplificaron el grado del éxito a la hora de reforzarse en Texas.

Este año, sin embargo, nadie picó el anzuelo. ¿Zack Greinke? El estelar abridor prefirió firmar con los Dodgers. Tampoco pudieron concretar un canje por el jardinero Justin Upton, quien pasó a los Bravos. Y hasta acabaron perdiendo a Josh Hamilton en la agencia libre.

Más bien, las salidas de Hamilton, Michael Young y Mike Napoli opacaron las incorporaciones de Lance Berkman y A.J. Pierzynski, e insinúan un debilitamiento de los Rangers.

Jugador Más Valioso en 2010, el jardinero Hamilton aceptó una oferta de 125 millones de dólares por cinco años de los Angelinos de Los Angeles, rivales directos en la División Oeste de la Liga Americana, luego de aportar al menos 25 jonrones y 94 impulsadas en cuatro de sus cinco campañas en Texas.

Young, líder histórico de hits de la franquicia, fue transferido a los Filis. Napoli, un importante bate que cubría la receptoría y la inicial, firmó como agente libre con los Medias Rojas.

Pero el objetivo no cambia: es volver a la Serie Mundial y ganarla de una vez por todas.

Se presentan con el sinsabor dejado por el cierre de la pasada campaña. Luego de acudir al Clásico de Otoño en 2010 y 2011, los Rangers se desinflaron en la recta final de 2012 al perder siete de sus últimos nueve juegos. Sufrieron una barrida en Oakland, en la última serie, con lo que los Atléticos le sacaron del bolsillo el título de la división. Tuvieron que disputar el juego de wild cards, el cual perdieron en casa ante los Orioles.

Tampoco es que los Rangers se han quedado sin pólvora en su alineación.

El tercera base Adrián Beltré bateó para .321 con 36 jonrones y 102 remolcadas, figurando tercero en la votación el Más Valioso. Nelson Cruz, el jardinero derecho dominicano, sacudió 24 jonrones y trajo 90 carreras. El segunda base Ian Kinsler y el torpedero venezolano Elvis Andrus también son fichas de primer orden.

"Creo que seguimos siendo un equipo talentoso", dijo Beltré. "Perdimos a Josh, Michael y Napoli, es verdad. Esos eran bates tremendos en la alineación, pero aún somos un equipo fuerte. Hay gente diciendo que porque ya no tenemos a Josh, Michael y Napoli la temporada está perdida. No es así. Sigo creyendo que tenemos un equipo muy bueno, que dará pelea y que vamos a ganar el Oeste".

En cuanto a reemplazar a Hamilton en el bosque central, la solución inmediata apunta a una dupla conformada por el cubano Leonys Martín y Craig Gentry. Ninguno se acerca al nivel de Hamilton.

Pierzynski, quien viene de su mejor campaña ofensiva tras pegar 27 jonrones con los Medias Blancas, es el nuevo cátcher.

El ambiestro Berkman, quien apenas jugó 32 partidos con San Luis y se sometió a un par de operaciones en la rodilla, será primordialmente el bateador designado y ocasionalmente el inicialista. Consiguió 31 jonrones y .959 de OPS con los Cardenales hace dos años.

Mitch Moreland (15 jonrones) se adueña en forma definitiva de la titularidad en lugar de Young.

"Nunca se podrá reemplazar lo que Josh Hamilton y Michael Young aportaban", dijo el manager Ron Washington. "Pero el béisbol sigue su camino. Hay que seguir adelante. Boston perdió a Roger Clemens y ganó una Serie Mundial. Los Yanquis perdieron a Reggie Jackson y ganaron una Serie Mundial".

"Los Rangers de Texas hemos perdido a unos cuantos jugadores. Nos falta ganar una Serie Mundial, pero yo lo veo posible", añadió Washington. "No terminamos el año pasado de la manera que queríamos. No pudimos cumplir con las expectativas que nos propusimos. Pero así el béisbol, todos tienen una oportunidad en un año nuevo. Y nosotros tenemos una oportunidad".

Su rotación abridora, con Matt Harrison, el japonés Yu Darvish y Derek Holland como punta de lanza, les permite creer que estarán en condiciones de desbancar a los Atléticos y mantener a raya a los Angelinos. Joe Nathan es el responsable del noveno inning.

Harrison será el encargado de abrir el primer juego de la campaña. Avalado por una temporada en la que fue convocado al Juego de Estrellas, el zurdo renovó su contrato por cinco años y 55 millones.

Menos asediado por la prensa japonesa que siguió cada paso de su adaptación, Darvish emprenderá su segunda campaña en Norteamérica. Su año de novato fue excelente, inclusive cerrando en gran forma al conseguir marca de 5-1, con 2.35 de efectividad y 67 ponches en sus últimas ocho aperturas.

Holland es otro zurdo, uno que parecía perfilado a mejores cosas tras un brillante 2011. Su efectividad se disparó de 3.95 a 4.67. El dominicano Alexi Ogando, ganador de 13 juegos como integrante de la rotación en 2011, vuelve a la tarea de abridor tras trabajar desde el bullpen la pasada temporada. Robbie Ross, Justin Grimm y Randy Wells son los nombres que se barajan para la quinta plaza mientras se espera la vuelta del veterano derecho Colby Lewis a mediados de año tras una operación en el codo. El dominicano Neftalí Féliz y el mexicano Joakim Soria, ambos intervenidos con la operación Tommy John, reaparecerían en agosto o mayo, respectivamente.

El gran dilema es determinar el puesto donde Jurickson Profar, el prospecto número uno del momento, debe actuar. Debutó el año pasado, dio un jonrón en su primer turno y parece listo para brillar en el máximo escenario. El curazoleño es un torpedero, pero ahí está Andrus. Podría jugar en la intermedia, pero Kinsler es inamovible. Algo hace intuir que a la larga Andrus podría acabar siendo transferido.

De cualquier forma, es un buen dilema y que facilita a los Rangers tener profundidad en su plantel y margen de maniobra cuando surjan necesidades en el tramo más exigente de la campaña.