Tomás Yasmani celebra tras conectar un jonrón en el tercer inning.

FUKUOKA, Japón -- Alfredo Despaigne bateó un jonrón de tres carreras en el octavo inning, ayudando el miércoles a Cuba a vencer 6-3 al dos veces campeón Japón, para finalizar primera en el Grupo A del Clásico Mundial de Béisbol.

El toletazo de Despaigne ante el relevista Takeru Imamura en el Fukuoka Dome le dio a Cuba una ventaja de 6-0. El triunfo significa que Cuba se enfrentará en la segunda ronda con Holanda, segundo en el Grupo B, el viernes.

Japón, que anotó tres carreras en el noveno, se enfrentará con el ganador del Grupo B, Taiwán, en el Tokyo Dome.

El abridor cubano Wilber Pérez fue el ganador tras pintar de blanco a los japoneses durante tres entradas. El abridor de Japón, Kenji Otonari, permitió una carrera y dos hits en tres entradas, y fue el derrotado.

Yasmany Tomás bateó un jonrón solitario abriendo la parte baja del tercer episodio para colocar a Cuba arriba 1-0. Frederich Cepeda empujó otra con un doble en el cuarto, y José Abréu puso la pizarra 3-0 con un sencillo al izquierdo que empujó a Luis Rivera.

Japón ha pasado trabajos en ausencia de sus mejores jugadores en Grandes Ligas. Las tres carreras en el noveno fueron más resultado de pobre pitcheo de los relevistas cubanos, que regalaron tres boletos.

Cuba, que aplastó 12-0 a China el lunes, mostró un poderío ofensivo que le hace uno de los favoritos para el cetro en esta edición del Clásico.

La victoria del miércoles es la primera de Cuba contra Japón en cuatro partidos en Clásicos.