Richard "Rick" Rentería. (David Venn/LasMayores.com)

GLENDALE, Arizona -- Con sus padres y cuatro hermanos nacidos en Michoacán, Richard "Rick" Rentería afirma que lleva México en la sangre. Ahora el californiano también lleva el uniforme tricolor como manager de la selección mexicana para el Clásico Mundial de Béisbol 2013.

"Estoy orgulloso", dijo Rentería, coach de la banca de los Padres de San Diego. "Llevo eso en mi sangre, en mi ADN. Es quién soy y estoy muy orgulloso de eso."

Rentería, de 51 años, les sigue los pasos a las leyendas Francisco "Paquín" Estrada y Vinicio Castilla como manager del equipo mexicano en Clásicos Mundiales. Ahora quiere hacer un buen papel para quedar bien no sólo con la afición beisbolera de país, sino también la tanta familia que aún conserva en Michoacán.

"Allí tengo primos hermanos, tíos, lo que tú quieras", comentó el piloto, quien bateó .237 en partes de cinco temporadas de Grandes Ligas entre 1986 y 1994 con los Piratas, Marineros y Marlins. "Sé que cuando le di la noticia (de ser nombrado manager de México) a mi papá, él se emocionó mucho, al igual que mi mamá.

"También quedó contenta la demás familia en México" continuó Rentería, coach a nivel de Grandes Ligas con San Diego desde el 2008. "No lo pienso tanto en términos dirigir en el Clásico Mundial, sino poder representar a México y poner contentos a mis padres. Resulta que éste es el medio en que puedo hacerlo."

Además del orgullo de su ascendencia mexicana, el ser elegido para dirigir a una selección en el Clásico Mundial es un paso importante en la carrera de Rentería, quien ha sido coach y manager en los sistemas de los Marlins y los Padres desde los años 90.

"Es un gran honor", afirmó. "Aparte de ser coach en Grandes Ligas ahora, esto es fantástico. Anticipo con gusto la experiencia y espero que sea buena."