Texas busca seguir adelante sin el cañonero Josh Hamilton, quien firmó con los Angelinos.

ARLINGTON – Los lanzadores y receptores de los Rangers deben reportarse a los entrenamientos el martes. Desde ese momento, podrán mirar hacia adelante y dejar en el pasado los sinsabores del 2012.

A diferencia de los últimos dos años, lo que pesa sobre Texas ahora no es haber perdido la Serie Mundial. Los Rangers tienen que aceptar y olvidar que dejaron escapar el título del Oeste de la Liga Americana en la última semana de la temporada y que sucumbieron ante los Orioles en el Juego del Comodín. Para Texas, un equipo que en momentos lució invencible, la campaña terminó de manera abrupta e inesperada.

"Creo que hay que reconocer lo que pasó, porque no fue exitoso", dijo el manager de los Rangers, Ron Washington. "Pero no nos vamos a enfocar en eso. Es un tema que tocaremos brevemente. Le daremos a cada persona que esté en el clubhouse la oportunidad de hablar de eso, y después tenemos que seguir adelante con el 2013".

Los Rangers también deben dejar atrás un invierno que se puede calificar como decepcionante. Texas no logró firmar al codiciado lanzador agente libre Zack Greinke, tampoco pudo retener al jardinero Josh Hamilton y no tuvo la oportunidad realizar canjes para adquirir al lanzador James Shields o al guardabosque Justin Upton.

Texas firmó al bateador designado Lance Berkman y al receptor A.J. Pierzynski, pero no hay duda de que el equipo falló en varios de sus objetivos. No obstante, el gerente general Jon Daniels no está dispuesto a conceder que su temporada baja fue un fracaso.

"No importa cómo se perciba el invierno. Lo que importa es lo que pase durante la temporada", dijo el ejecutivo.

TRES INTERROGANTES DE LOS RANGERS DE CARA AL 2013

1. ¿Quién será el quinto abridor?
Los Rangers probablemente elegirán a su quinto abridor entre los veteranos Randy Wells y Kyle McClellan y un grupo de lanzadores jóvenes que incluye al zurdo venezolano Martín Pérez, el también zurdo Robbie Ross y los diestros Justin Grimm, Nick Tepesch y Cody Buckel.

Colby Lewis viene de ser operado del brazo de lanzar y podría reintegrarse a la rotación aldedeor del 1 de junio. El club está ponderando trasladar a Ross a la rotación pero podría irse con uno de los veteranos hasta que regrese Lewis.

McClellan quizás sea el favorito, pero viene de una lesión en el codo y una cirugía para reparar un desgarre en el hombro. Wells fue parte de la rotación de los Cachorros del 2009 al 2011. Pérez terminó la campaña del 2012 como el quinto abridor de los Rangers, pero es probable que le den más tiempo para desarrollarse en Triple-A.

2. ¿Quién será el jardinero central titular?
La competencia principal será entre el cubano Leonys Martín, quien batea a la zurda, y Craig Gentry, quien batea a la derecha. Es posible que terminen compartiendo el rol. Los Rangers tienen una idea bastante clara de lo que pueden esperar de Gentry: un guardabosque hábil con el guante que también posee velocidad, le batea bien a los lanzadores zurdos y se defiende contra los diestros. Por su parte, Martín representa una interrogante, ya que hace menos de dos años que firmó como agente libre de Cuba. Martín aún está puliendo su defensa y su corrido de bases, pero tiene madera de cañonero.

Julio Borbón, el jardinero central titular de los Rangers para el Día Inaugural en el 2010 y el 2011, aún está en el roster de Texas tras pasar toda la campaña del 2012 en Triple-A. El club también ponderará trasladar al jardín central al infielder dominicano Leury García, un bateador ambidiestro muy veloz.

3. ¿Qué sucederá con Jurickson Profar y Mike Olt?
El curazoleño Profar y Olt son los dos mejores prospectos en el sistema de los Rangers y ambos vieron acción en la Gran Carpa en el 2012. La presencia del antesalista dominicano Adrián Beltré representa un obstáculo para Olt, mientras que Profar tienes pocas posibilidades de colarse como titular estando el venezolano Elvis Andrus en el campocorto y el intermedista Ian Kinsler en la segunda base. Texas está reacio a usar a Profar y a Olt como reservistas, pero eso podría ser una opción si uno o ambos demuestran suficiente versatilidad en los entrenamientos como para defender varias posiciones.