Marte y McCutchen intentarán hacer de los Piratas un equipo ganador en el 2013. (Gene J. Puskar/AP)

Es poco probable que en el 2013 presenciemos giros de 180 grados como los que dieron los Orioles y los Atléticos el año pasado. Esos dos equipos llamaron la atención del mundo beisbolero precisamente porque lo que hicieron es muy inusual.

No obstante, no es nada raro que un club logre un repunte tras una campaña decepcionante. En cada una de las últimas siete temporadas de Grandes Ligas, al menos un equipo ha clasificado para los playoffs tras haber tenido un récord perdedor el año anterior. Con eso en mente, les echamos un vistazo a cinco equipos que terminaron por debajo de .500 en el 2012 pero que pretenden llegar a la postemporada en el 2013.

Azulejos de Toronto

Este es el caso más obvio. Ningún equipo tuvo una mayor transformación durante el invierno que Toronto. A consecuencia, los Azulejos no sólo esperan ganar, sino que lo anticipan.

Los dominicanos José Reyes y Melky Cabrera se unen al lineup de Toronto, mientras que R.A. Dickey, Mark Buehrle y Josh Johnson se integran al cuerpo monticular. El equipo también cuenta con el regreso de Sergio Santos y se espera que el quisqueyano José Bautista esté en salud y sea más productivo.

Los Azulejos enfrentan un nivel de presión sin precedentes para un equipo que viene de registrar marca de 73-89 la temporada anterior.

Marineros de Seattle

Seattle se quedó corto el año pasado en el Oeste de la Liga Americana, una división ferozmente reñida. Los Marineros fueron agresivos durante el invierno y sus movimientos indican que su meta es el éxito inmediato, ya que agregaron a varios jugadores que pueden convertirse en agentes libres cuando termine la temporada del 2013.

Seattle agregó poder a su lineup al adquirir a Michael Morse y al cubano Kendrys Morales. Pero los bateadores de los Marineros han tenido muchas dificultades a la hora de embasarse y con partida de John Jaso, quien fue canjeado, ese problema podría empeorar en el 2013.

Los Marineros también sacrificaron estabilidad en la rotación al enviar a Jason Vargas a los Angelinos en el canje por Morales. Pero se informa que el club está cerca de lograr un acuerdo con Joe Saunders, quien ayudaría a remediar la situación.

Piratas de Pittsburgh

A primera vista, parece que los Piratas permanecieron inmóviles durante el invierno, pero en verdad es probable que sean más fuertes ahora. Reemplazar a Rod Barajas con Russell Martin instantáneamente hace a Pittsburgh un mejor equipo, tanto al bate como a la defensa. Sustituir a Joel Hanrahan con Mark Melancon en el bullpen en sí no cambia nada. Y si se llega a concretar el acuerdo con el dominicano Francisco Liriano, sería una opción interesante para la rotación.

Los Cerveceros lucen haber mejorado menos que los Piratas, mientras que la pérdida de Chris Carpenter representa un golpe enorme para los Cardenales, que terminaron en el segundo lugar en la División Central de la L.N. en el 2012. Ante ese panorama, a lo mínimo, Pittsburgh podría registrar un récord ganador en el 2013.

Reales de Kansas City

Los Reales son, sin duda, uno de los equipos más interesantes en el béisbol. Hace un año, se pensaba que estaban a punto de establecerse, pero esa expectativa se desvaneció ante una racha de lesiones a sus abridores y la decepción de varios bateadores jóvenes que no desarrollaron como se les proyectaba.

Los monarcas agregaron a varios abridores, empezando, por supuesto, por James Shields. Pero no le hicieron muchos cambios a su lineup, prefiriendo apostar por bateadores jóvenes como Eric Hosmer y Mike Moustakas.

Se espera que el pitcheo de los Reales sea mejor en el 2013 y su lineup quizás lo sea también, aunque no lucirá tan fuerte como si incluyera a Wil Myers, quien fue canjeado a los Rays. El bullpen aún luce robusto.

Los Reales han mejorado, pero la diferencia en la División Central de la Liga Americana quizás siga siendo demasiado grande.

Rockies de Colorado

Seamos honestos. Los Rockies están más lejos de ser un contendiente legítimo que cualquiera de los equipos anteriormente mencionados. Juegan en unas de las divisiones más reñidas en el béisbol y tuvieron marca de 64-98 el año pasado. Necesitan mejorar de manera dramática para poder dar la pelea.

Pero no es difícil imaginar cómo podría suceder. De estar todos saludables, el núcleo de Troy Tulowitzki, el venezolano Carlos González, Dexter Fowler y Todd Helton tiene madera de campéon.

En la rotación, muchas cosas tendrían que salir bien para que Colorado compita. De ser así, podría tratarse de un cuerpo monticular sólido, ya que el mexicano Jorge de la Rosa, el venezolano Jhoulys Chacín y el dominicano Juan Nicasio han dado señas de excelencia en el pasado.