SANTO DOMINGO, República Dominicana -- Eury Pérez, el muchacho de Clase A que deslumbró a todos en la pelota dominicana en el invierno del 2010, es un pelotero más acabado, consciente de sus habilidades y limitaciones para triunfar en este deporte.

Pérez estuvo en el roster de los Leones del Escogido este domingo, cuando el equipo enfrentó a los Tigres del Licey en el estadio Quisqueya.

"Tengo más experiencia, reconozco mejor los pitcheos y sigo aprendiendo sobre el juego", explicó el jardinero que debutó en septiembre pasado a nivel de Grandes Ligas con los Nacionales de Washington.

"Aprendí mucho allí. Pude ver como los veteranos hacen su trabajo y como se preparan para cada juego", dijo el nativo de San Luis, Santo Domingo Norte.

Pérez bateó .314 con 51 bases robadas en 127 juegos entre Doble A y Triple A, este verano. En las mayores, agotó cinco turnos y pegó un hit.

"Fue un buen año en Estados Unidos'', expuso el joven jugador que se desempeña en los jardines.

''La pelota dominicana me ha ayudado a desarrollarme. Ha sido una buena escuela para mí", expresó.

La temporada invernal es otro reto para Eury. "Vengo a hacer mi juego. Sigo trabajando mis piernas para ayudar corriendo, en la defensa y lo que necesite el equipo".