(Getty Images)

SAN FRANCISCO -- Después de todo el drama que la postemporada del 2012 ha generado desde que arrancó, un Juego 7 por el derecho a avanzar a la Serie Mundial encaja perfectamente con el guión de este octubre.

Día tras día, desde los emocionantes enfrentamientos entre comodines hasta las Series Divisionales que se fueron todas hasta un decisivo Juego 5 y las intrigantes Series de Campeonato, el mes de octubre en Grandes Ligas nos ha puesto en el filo de la butaca, ha hecho felices a muchos fanáticos y les ha roto el corazón a otros más.

En otro juego de vida o muerte más esta postemporada, los Cardenales y los Gigantes determinarán este lunes quién de ellos enfrentará a los Tigres en el llamado Clásico de Otoño, que comienza el próximo miércoles en el parque del ganador por la Liga Nacional. Matt Cain de los Gigantes se mide a Kyle Lohse de los Cardenales por el pase a la gran final.

Esta SCLN se ha caracterizado por tener a dos equipos bien competitivos, dos clubes que nunca se rinden y pelean la victoria hasta el último strike.

"Nos hemos visto contra la pared, ambos equipos, y estamos viendo una gran serie aquí", expresó el manager de los Gigantes, Bruce Bochy. "Eso es bueno para el béisbol, un decisivo séptimo juego. Si vemos lo que pasó en las series divisionales, todas se fueron a la distancia. Eso le ha traído mucha mas emoción e intriga a este juego".

Los Gigantes tienen la ventaja de estar en casa, y los Cardenales, tras estar arriba en la serie 3-1 y haber perdido los dos últimos partidos, se encuentran ahora en el lado defensivo fuera de casa.

"Es un juego decisivo, a ganar o morir. Lo que suceda hoy no tendrá efecto en lo que suceda mañana", manifestó el segunda base de los Cardenales, Daniel Descalso, después del Juego 6. "Ganamos un partido de vida o muerte en Atlanta. Ganamos un gran Juego 5 en Washington. Y ahora antes de seguir adelante, tenemos que ganar el Juego 7 aquí".

Al final del día habrá solo un ganador, pero pase lo que pase debemos agradecerles a estos dos equipos por ayudar a hacer de este octubre un mes inolvidable para el béisbol.