SANTO DOMINGO, República dominicana -- Cuando pisó por primera vez el campo de entrenamientos de los Leones del Escogido, las miradas de duda y la interrogante afloraron: ¿Puede Pedro Féliz hacer llenar las expectativas de un equipo que está lleno de talento?

El azuano creía en sí mismo, y en el trabajo que desde antes de iniciar septiembre venía realizando con el objetivo de mostrar lo que podía hacer en este béisbol. Dejado libre por los Gigantes del Cibao, Féliz no sintió que el mundo se le desmoronaba ante sus pies, por el contrario, creció en él un sentimiento de impulso que lo llevó a asistir al campo de entrenamientos de los Leones como invitado.

"No pensé si podía hacer o no el equipo, pensé que era una oportunidad que debía aprovechar al máximo y no ver lo peor", dijo Féliz.

Al pasar los días sus planes comenzaron a tomar cuerpo y lo que desde el punto de vista de algunos incrédulos era algo casi imposible, en un tránsito tan pesado como lo es llegar a un equipo, donde el talento es la materia prima de cada lance, rodado o bateo de pelota.

"No te niego que en algún momento sentí algo de presión", comentó Féliz, pero al parecer los 11 años en las mayores y 37 de edad se convirtieron en alfombra de sus pisadas, y así el veterano jugador se lograra acomodarse en uno de los vagones que transportaban su futuro a la pelota otoño-invernal criolla.

Ayer pudimos ver un adelanto de lo que Féliz puede hacer en el béisbol invernal y de lo que aportaría de tener la oportunidad.

"Esto es el fruto del trabajo, sé que puedo hacer algo más en esta mi nueva casa", puntualizó.

Agregó que "estoy preparado para jugar donde así lo determine el dirigente; cuando me den la oportunidad trataré de aportar".

El pasado sábado, jugando frente a las Águilas Cibaeñas, Féliz despachó un cuadrangular que dejó "frisado" por segundos el estadio Quisqueya, para luego estallar en una ovación de triunfo.

"Fue Dios quien me trajo a este equipo, yo quería jugar pelota y aquí estoy", dijo el tercera base que además puede jugar en la iniciar y los jardines.

"Fui mi propio abogado, yo hablé por lo que entendía era una oportunidad para mostrar mi talento", afirmó Féliz con satisfacción en su rostro.

Comentó que "veremos que ocurre de ahora en adelante, seguiré mi trabajo fuerte y quien sabe hasta dónde pueda llegar en esta otra oportunidad que he tenido".

La experiencia de Féliz puede ser un punto a su favor que le daría mucho apoyo al Escogido.

El tercera base tiene tres partidos y 11 turnos agotados en los que ha pegado 4 hits, entre ellos un doble, un jonrón con seis carreras empujadas y promedio de .364.