(AP)

CINCINNATI - Siguiendo con la misma estrategia que utilizó todo el año, el manager Bruce Bochy decidió arrancar con el venezolano Héctor Sánchez detrás del plato para el Juego 4 de la Serie Divisional, haciendo batería con el zurdo Barry Zito.

Como se manejó durante la temporada regular, Buster Posey, quien fue el receptor en los primeros tres juegos contra los Rojos, estará encargado de la inicial. Ese movimiento obligó al primera base Brandon Belt a permanecer en la banca.

Sánchez le atrapó 25 de las 32 salidas de Zito en la campaña del 2012. Bochy no vio razón para no arrancar con esta batería ya probada. En los 48 partidos que Sánchez inició detrás del plato, los Gigantes registraron marca de 30-18.

"Esta es la forma en que lo hicimos todo el año", destacó Bochy. "Sánchez ha hecho un gran trabajo detrás del plato y ha conectado batazos importantes para nosotros. Luego de contemplarlo por un tiempo decidí que esta era la elección correcta".